Uno de cada 14 empleos nuevos está localizado en la industria logística

Los bloqueos y los problemas de desabastecimiento, derivados de la pandemia y del Brexit, han provocado que la logística esté en el punto de mira. Las compañías del sector han incrementado la demanda de perfiles responsables de Operaciones y Supply Chain, además de reclamar profesionales con mayor experiencia. Es el único camino para satisfacer a un cliente cada vez más exigente, que desea saber en todo momento dónde está su paquete. 

El sector logístico en la era post Covid

Las restricciones derivadas del confinamiento han producido numerosos cambios en los hábitos de consumo que, sin duda alguna, han marcado un antes y un después en la industria de la logística. Según el estudio realizado por KPMG “Consumidores y nueva realidad”, existen cuatro  tendencias globales que, de momento, han venido para quedarse. 

  • “Reforzar los canales digitales, ofreciendo una experiencia sencilla y excelente a los consumidores, que permita al usuario interactuar con la marca para aumentar la sensación de cercanía y fomentar la fidelización, son algunas de las lecciones aprendidas que nos deja la COVID-19”, afirma Enrique Porta, socio responsable de Consumo y Distribución de la consultora.

En definitiva, el sector logístico está respondiendo y adaptándose a todos estos cambios y, a la vez, aprovechando las oportunidades que brinda la era post Covid.

El trabajador de la industria logística

A pesar de que la pérdida de empleo ha sido una de las principales consecuencias de la pandemia, poco a poco va recuperándose y el sector de la logística y el transporte mantiene su liderazgo en este sentido. “Es una industria que forma parte del pequeño grupo de actividades que ha creado empleo. De hecho, uno de cada 14 empleos creados en España en el último año se localiza en el ámbito de la logística y el transporte”, indica Valentín Bote, director de Randstad Research.

Esta situación actual ha provocado la reorganización estratégica de muchas empresas, que han tenido que adaptar su mercado a la demanda actual. Así, las grandes compañías logísticas asociadas a los sectores más perjudicados durante la crisis, han invertido en los profesionales más experimentados y formados que puedan asumir diferentes tareas en función de la demanda.

Según Hays, los perfiles más demandados son los de Sales Executive, Supply Chain Manager, Director de Compras y Demand Planner. En el caso de Spring GDS, los perfiles de Customer Experience, Operaciones, Quality, IT y Digital Strategy son los más demandados.

Además de estos perfiles más tradicionales, otro de los principales cambios a los que el sector logístico está adaptándose es la transformación digital. Según un estudio publicado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el sector de la logística de comercio electrónico creció un 25% en el último trimestre de 2020.. Esta coyuntura actual ha provocado que las empresas de logística y transporte estén invirtiendo en sistemas, tecnología y programas informáticos que les permitan adaptarse a los nuevos tiempos. Todo ello está generando nuevos puestos de trabajo en el sector, especialmente los relacionados con los departamentos de sistemas y nuevas tecnologías. 

Tal y como se extrae en un informe de Manpower Group, dos de cada tres empresas se encuentran inmersas en esta transformación. En el sector logístico este cambio conlleva la demanda de perfiles con competencias digitales y tecnológicas, tales como arquitectura y tratamiento de datos, desarrollo web, o estrategia de sistemas y que, en ocasiones las empresas tienen dificultades para encontrar. En cualquier caso, lo que está claro es que la digitalización ha traído un modelo de negocio diferente que ha permitido transformar a la logística tradicional en una logística 4.0, donde el operador logístico es más flexible y está más capacitado para establecer una relación con proveedores y clientes, basada en la fidelidad. 

De hecho, el Gobierno y Amazon acaban de llegar a un acuerdo para formar a 50.000 empresas con el objetivo de capacitarlas en competencias relacionadas con el comercio online y la digitalización.  Para el mayor contratador del mundo – una media de 2.800 trabajadores nuevos al día desde julio a diciembre del pasado 2020- no solo los trabajadores en los centros de almacenamiento han aumentado, también los ingenieros en software y especialistas en hardware. Parece que ante los nuevos tiempos solo queda adaptarse; el único camino para poder seguir hacia adelante.